Crema de día | 50 ml

34,99 IVA incluido

Es una crema ligera y  fresca, que te puedes aplicar por las mañanas, se absorbe enseguida, te puedes maquillar acto seguido.

Te mantendrá hidratada durante todo el día sin sensación de grasa en la piel, gracias a las plantas medicinales que contiene, previene la aparición de manchas, incluso llegando a eliminar las producidas por la exposición solar.

Una altísima calidad, con la más alta concentración de principios activos. Sin un solo elemento que no sea beneficioso para tu piel.

Exclusivamente los mejores principios naturales para el cuidado de la piel. Sin productos químicos dañinos ni ninguna sustancia que no sea completamente natural y haya demostrado su eficacia.

Esta crema es tan sana y natural que se podría comer.

Tarro 50 ml

Añadir a la lista de deseos
Compartir

    Efectos beneficiosos de las plantas medicinales que tiene esta crema:

    Rejuvenece:

    Rosa mosqueta: Promueve el rejuvenecimiento, la regeneración de los tejidos, ideal contra estrías y cicatrices. Incrementa la síntesis de colágeno y  elastina dérmica.

    Llanten: Regeneradora cutánea, previene la aparición de arrugas, grietas, etc. Tal es su poder regenerador de la piel, que las legiones romanas ponían sus hojas en las sandalias para evitar la aparición de heridas durante las largas marchas militares.

    Aceite esencial de naranja dulce: Estimula la renovación de las células cutáneas, aportando frescura a la piel. Ayuda a la piel a desprenderse de las toxinas y de los residuos, mejorando el drenaje de los tejidos.

    Vitamina E: Tiene grandes propiedades antioxidantes de los lípidos de la piel.

    Previene la aparición de manchas:

    Perejil: Disminuye, llegando a eliminar las manchas de la piel producidas por el sol y aclara el tono de esta. Tonificante, reduce las bolsas y ojeras.

    Caléndula: Previene la descamación de la piel, actúa como protector solar, dada su acción contra quemaduras leves.

    Regula e hidrata.

    Aceite esencial de menta: Regula las pieles grasas. Elimina los granos.

    Aceite de argán: Rico en vitamina E, vitamina A y contiene una gran cantidad de antioxidantes. Hidrata y suaviza se absorbe rápidamente. No provoca granos.

    Aloe vera: Tiene un alto contenido en saponinas, que penetran en los poros y elimina la suciedad, de dentro hacia fuera, elimina con rapidez las células muertas y estimula el crecimiento saludable de la piel. Nutre intensamente.

    Aceite de almendras: Suaviza e hidrata la piel, previniendo la aparición de arrugas. Da brillo y luminosidad.

    Manteca de karite: Es protectora, ofrece una gran hidratación, calma, suaviza, revitaliza. Mejora la flexibilidad, muy usada para prevenir y tratar las arrugas, así como el envejecimiento cutáneo, gracias a su capacidad para estimular el metabolismo celular.

    Reafirma

    Cipres: Reafirmante, analgésico, antiséptico y antiviral. Mejora, llegando a eliminar los granos, espinillas, piel grasa, puntos negros, etc…

    Olmo: Astringente, cicatrizante, demulcente, depurativo y antiinflamatorio. Uno de los mejores remedios contra la dermatosis, ulceraciones dérmicas, herpes, eritemas, dermatitis escamosa y prurito. También muy usado contra eczemas, heridas, contusiones e inflamaciones.


     

    ADVERTENCIAS:

    – Solo para uso externo. No aplicar en llagas abiertas.

    – Probar siempre en la flexión del codo o tras la oreja antes de usar en la cara, para evitar posibles alergias.

    – No usar como contorno de ojos. Al contener aceites esenciales puede provocar irritación.

    – No recomendado para menores de 3 años.